viernes, 6 de agosto de 2010 | Por: Pedro López Ávila

Poesía y Pintura de Pedro López Ávila y Andrés Rueda (III parte)

COLORES DE LA ALHAMBRA (Andrés Rueda)

Mi trabajo es establecer cierto orden en estos tonos anaranjados , a la vez que blancos y azulados, ya que la composición es nocturna.

A continuación desarrollo un poco el estudio realizado por Julio Juste en el 2005. sobre los tonos de la Alhambra.


De siempre se dijo que la Alhambra era de color rojo bermejo o de castillo, sin embargo en estudios realizados hace unos años se demostró que era Naranja con mas de un 50% de croma.
Esto es debido a los rasgos de rojos y amarillos que están presentes por toda la edificacion. Teniendo en cuenta que la montaña en que esta situada tiene cientos de tonos narajas y marrones , debidos a la mezcla con tonos negros.


Además, del naranja del tapial, la Alhambra también es blanca, al dotar de una capa de cal las caras internas de las cajas del encofrado (calicostrado). En la actualidad, ha adquirido un halo rosáceo, quizá por contaminación de las oleadas de la calima sahariana.
La presencia del naranja es de tal magnitud, que aparece esmaltando todos los elementos pétreos existentes en el exterior, de otra naturaleza cromática en origen, estableciendo una unidad coral ficticia, como queriendo armonizar el conjunto en relación al origen de la propia colina y sus arcillas; como si se tratara, en realidad, de un trabajo de camuflaje.
A todos estos tonos tendré que añadir los verdes de toda la expledida vegetacion, el azul del cielo, y el plateado de Sierra Nevada.


En esta mezcla de colores fríos y cálidos esta entonada la primera sesión que insinúa las formas del cuadro….sigo disfrutando y un tanto exagerado en mi manera de trabajar moviendome por la superficie del lienzo como un poseso… será que me he tomado dos cafés?

Andrés Rueda
Compartir: